Transformadores Secos: 4 Ventajas de Utilizarlos

Todos estamos familiarizados con la energía eléctrica. Sabemos que es necesaria para que funcionen los aparatos electrónicos que utilizamos a diario: televisión, teléfonos móviles, computadoras, tabletas, refrigeradores y un largo etcétera. 

En fin, sabemos que sin energía eléctrica, nuestro día a día sería completamente diferente. Pero, ¿te has puesto a pensar en qué se necesita para su producción y distribución?

La respuesta es el transformador eléctrico

Este dispositivo regula la tensión dentro de un circuito eléctrico. Hay diversos tipos de transformadores eléctricos, pero de acuerdo a su método de enfriamiento se dividen en húmedos y secos. La diferencia es que el húmedo utiliza el aceite para su enfriamiento, y el seco el aire ambiente. En este blog te decimos 4 ventajas de utilizar un transformador seco en vez de uno húmedo.

 

Te puede interesar:
Cuida y protege tus artículos electrónicos


1. Ahorro de espacio


Ya que este tipo de transformador no está sumergido en un fluido aislante, su tamaño es menor al del transformador húmedo, generalmente siendo un
15% más pequeños y un 10% menos pesados

Esto es una ventaja ya que puede ser instalado en espacios reducidos. Aparte, como tiene una alta resistencia a cualquier tipo de ambiente, puede ser colocado, tanto en ¿espacios? interiores como en exteriores. 

 

2. Seguridad


El transformador seco no  es solo más resistente al medio ambiente, también presenta una mayor capacidad de sobrecarga. Esto es debido a que utiliza el aire como refrigerante, por lo que es más difícil que alcance temperaturas altas, que presentan una mayor seguridad en las instalaciones. Incluso, existe el transformador seco cuyas resinas tienen la capacidad de autoextinguir un fuego. 

 

También te puede interesar:
¿Cómo mantener tu hogar seguro?

 

3. Reducción de costos


Una de las ventajas más atractivas de este tipo de transformador es, sin duda, la reducción de costos que implica. Esta reducción se debe principalmente a su portabilidad, ya que al ser más compacto puede instalarse cerca de los centros de carga y se reduce la necesidad de cableado.

Como mencionamos antes, este tipo de transformador no requiere de tanques de contención, lo que hace más fácil y asequible su mantenimiento. Sumando a todo esto, está una reducción en los costos de seguro de instalación.

 

4. Ecológicos


Para todos aquellos que se preocupan por el calentamiento global y los cambios climáticos, esto va a ser una razón que pese mucho al elegir el tipo de transformador. 

El transformador seco es más ecológico que su contraparte húmedo, debido a que no tiene líquidos aislantes que puedan tener un impacto ambiental o producir gases tóxicos. 

También, este tipo de transformador se puede reciclar una vez concluida su vida útil. El 90% de sus materiales pueden ser reutilizados. Solamente la resina para el encapsulado, que es un material inerte, no se puede reciclar.

Ahora que conoces las ventajas de utilizar un transformador seco, puedes saber si este tipo de transformador le conviene a tu proyecto. Recuerda que no todos los proyectos son iguales y necesitarás evaluar tus objetivos y necesidades antes de elegir el más adecuado para ti.

CTA-categoria-herramientas-escritorio

Deja un comentario